Lo que aprendí en mi viaje a Europa

Posted on - in Viajes

En Diciembre de 2018 con mi novio emprendimos un viaje a Europa, donde íbamos a recorrer 12 ciudades diferentes: Madrid, Barcelona, Roma, Venecia, Salzburgo, Praga, Berlín, Amsterdam, Paris, Brujas, Londres y Liverpool.

Si bien antes de partir nos encargamos de leer sobre estos destinos y nos informamos sobre las cosas que debíamos tener en cuenta en cada lugar, hubo 4 tips que no vimos en ningún blog y que hoy les quiero compartir.

1 – Monedas para los baños

Si bien llevamos efectivo, durante el viaje nos manejamos casi en su totalidad con tarjeta de crédito. El problema apareció cuando durante un día de paseo o después de viajar de un destino al otro necesitábamos utilizar el baño. Descubrimos que en muchos lugares, ya sea de las terminales de tren o colectivo, shoppings o locales de comida rápida, había que pagar para utilizarlos. Al principio esto nos tomó por sorpresa y no contábamos con cambio, pero luego ya preparamos monedas para este fin. Los valores variaban entre 25 y 50 centavos de euro, pero al no estar acostumbrados a esta modalidad es importante tenerlo en cuenta previamente para que no nos sorprenda en el momento menos deseado.

2 – Lockers

Esto nos resultó sumamente útil, por ejemplo, cuando pasamos el día en Brujas. En esta ciudad no teníamos estadía, ya que llegamos por la mañana (Veníamos de París) y a la noche ya partíamos hacia Londres. Pensar en pasear con la valijas a cuesta no era una opción, así que averiguamos cuáles eran nuestras alternativas para poder movernos por este lugar y descubrimos que en la estación de trenes a la que arribamos contaban con servicio de lockers.

El lugar se encuentra abierto de 6 a 22h y el valor por dejar las valijas varía entre 5 y 6 euros por 24h. El sistema de los lockers fue sumamente simple de utilizar, pero ante cualquier inconveniente hay personal en la estación dispuesto a ayudarte.

3 – Página de transportes

Para poder planificar los traslados entre las diferentes ciudades, utilizamos una página llamada omio.com (Anteriormente llamada goeuro.com). Nos ayudó muchísimo ya que te lista todas las opciones de transporte disponibles (Avión, tren, bus, etc…) y los nombres de las empresas que ofrecen el servicio.

Nosotros lo que hicimos, fue usar esta página únicamente a modo informativo, es decir, no sacamos los tickets directamente en la web de Omio, sino que fuimos a cada una de las empresas que brindaban el servicio y sacamos los pasajes sin intermediarios.

Uno de los transportes que mas usamos en el viaje fue FlixBus, ya que cubre gran parte de Europa y a un precio muy económico.

4 – Chip de teléfono

Esta fue sin dudas la mejor decisión que tomamos en todo el viaje. Teníamos en mente que estando en Europa tendríamos wifi disponible en todos lados, pero en realidad no fue así. Por suerte nos dimos cuenta de esto al comienzo del viaje, en Barcelona, y adquirimos un chip prepago en Vodafone. Paramos en uno de sus locales, lo solicitamos y nos lo dieron en ese mismo momento. El chip contaba con 6gb de internet, nos salió alrededor de 10 euros y nos servía para usar durante todo el viaje. Nos fue super útil principalmente para ver desde Google Maps el transporte público en vivo y así poder trasladarnos por todos lados sin problemas. Este servicio de Google funciona increíblemente bien en Europa (O por lo menos en todas las ciudades en las que estuvimos), mostrando con mucha precisión la llegada de los distintos medios de transporte, las combinaciones a realizar para llegar a destino y las paradas a medida que avanza el recorrido.

¿Te gustó? ¡Compartilo!
Etiquetas: , , ,

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *